Cómo elegir el alojamiento adecuado para tu tienda online

Cómo elegir el alojamiento adecuado para tu tienda online

Noticias y tips

Cómo elegir el alojamiento adecuado para tu tienda online

Cómo elegir el alojamiento adecuado para tu tienda online

¿Vas a abrir una tienda online? Una de las primeras cosas en las que debes pensar es qué tipo de alojamiento quieres. Tienes dos opciones: usar nuestra versión con alojamiento Cloud o un servidor. Vamos a repasar todo lo que debes tener en cuenta a la hora de seleccionar un proveedor de alojamiento para tu sitio de e-commerce. Nos explica los puntos clave del alojamiento. Sigue leyendo y decide cuál es la mejor alternativa para tu tienda.
Existen tres tipos principales de alojamientos: compartido, VPS y dedicado.

Alojamiento compartido
Como sugiere su nombre, compartirás alojamiento con otros sitios web. Puede ser la opción más económica… pero tiene sus desventajas. La más importante es que, al ser compartido, la cantidad de tráfico que puede recibir tu tienda en un momento concreto es limitada. Es magnífico para empezar, pero si esperas recibir mucho tráfico, no es para ti. ¿Qué pasa cuando llegas al límite? La mayoría de los proveedores reducen (o ralentizan) la velocidad a la que se carga tu sitio.

Otro inconveniente: el hecho de que otro de los sitios que comparten tu alojamiento necesite muchos datos repercute en el rendimiento de tu web.

VPS Hosting
Alojamiento VPS la principal diferencia entre el alojamiento en un servidor virtual privado (VPS) y el compartido es que el primero tiene recursos exclusivos para tu sitio web. Compartes alojamiento con otros sitios, pero cada uno tiene sus propios recursos asignados. ¿Y eso que significa? Que tú controlas el mantenimiento y el rendimiento de tu tienda. Además, el tráfico de los demás sitios web no te afecta.

Alojamiento dedicado
Es una de las mejores opciones de alojamiento. Tu sitio se aloja en un servidor individual así que tienes total control tanto sobre tu sitio como sobre el servidor. Es más caro que el VPS, pero solo pagas el espacio y las funciones que necesitas.
No hay que olvidar que para controlar tu propio servidor puedes necesitar especialistas en TI dedicados al mantenimiento. Tranquilo, no pasa nada: la mayoría de los alojamientos dedicados ofrecen alternativas “sin gestión” o “gestionadas”. Este servicio es útil para los que comprenden los conceptos sobre administración de sistemas… pero no necesariamente la sintaxis de ese sistema operativo concreto.

Independientemente del tipo de alojamiento que escojas, comprueba estos cinco puntos:
Todos los ordenadores tienen una CPU (unidad de procesamiento central) encargada de procesar los datos. ¿Y que es un proveedor de alojamiento sino una red de ordenadores con gran capacidad de almacenamiento? Eso quiere decir que la CPU de tu proveedor determinará la velocidad de procesamiento de tu sitio web. Los internautas quieren rapidez, así que tu alojamiento debe tener una CPU potente.
El término RAM (memoria de acceso aleatorio) hace referencia a los datos temporales guardados en el servidor. La RAM es la parte “viva” del sistema. Se usa para almacenar datos que hay procesar o a los que hay que acceder inmediatamente. Es el intermediario que recibe las instrucciones de un comando (clic) y le dice a la CPU qué hay que procesar. ¡Con una RAM lenta hasta la CPU más rápida irá como una tortuga! Tener una buena RAM es esencial si quieres trabajar cómodamente con tu tienda y que tus clientes no se aburran de esperar mientras navegan por tu web.
La memoria de almacenamiento es la cantidad de datos que se pueden guardar en tu alojamiento. En el caso de una tienda online, esos datos pueden ser el software PrestaShop, los datos de pedidos y clientes o incluso las fotos de los productos. (Instalar el software PrestaShop requiere 23 MB de memoria).
El acceso a los archivos (E/S) mide la velocidad a la que se procesan los archivos. El tema por defecto de PrestaShop se basa en la tecnología de plantillas SMARTY: las plantillas html se guardan como archivos y se compilan cuando es necesario, de modo que se reduce el procesamiento necesario en función del usuario. La plantilla se adapta a la configuración de tu tienda y con nuestra función de edición puedes modificar colores y textos. La capacidad de tu alojamiento para mostrar el tema de tu tienda depende de lo rápido que se ensamblen los archivos.
La velocidad de acceso a la red es la velocidad a la que se transfieren los datos desde el servidor al ordenador del cliente. El servidor de alojamiento procesa los datos y luego se los envía al usuario (tú o tu cliente)… por lo que la velocidad de envío es esencial. Sin una buena velocidad de acceso a la red, tu sitio se cargará muy despacio. ¡No solo perderás clientes potenciales, también mucho tiempo intentando entrar en tu propio sitio!

por

¿Le interesa trabajar con Webseo?

Cuentenos de su proyecto